Mediación

¿Qué puedo hacer para mejorar el uso de Internet que hacen mis hijos y estudiantes?

0
0
85
¿Qué puedo hacer para mejorar el uso que hacen mis hijos de Internet?


El uso que hacen niños y adolescentes de Internet es un tema de gran interés entre padres, cuidadores y maestros en todo el mundo. En el caso de Colombia, de acuerdo con los resultados de la investigación que realizamos en TigoUne, el 82% de los niños y jóvenes encuestados hacen uso de Internet todos y casi todos los días, y el 75% lo hace desde un celular. El 85% hace uso de una red social, el 62% envía y recibe correos electrónicos, el 79% juega y solo un 19% desarrolla negocios en Internet, planes personales o proyectos sociales. La inquietud que surge entonces es qué podemos hacer para ayudar a que nuestros niños y jóvenes aprovechen mejor todas las oportunidades que ofrece Internet.

Según Livingstone & Helsper (2008), los gobiernos han tenido dificultades regulando los medios y ambientes de comunicación digital donde hay riesgos para los menores. Es por ello que desde las políticas públicas es valioso que tanto padres como cuidadores y docentes realicen actividades enfocadas en proteger y preparar a los niños y adolescentes en el uso de Internet, así como avanzar en el desarrollo de habilidades digitales y del siglo XXI que ayuden a potencializar las oportunidades digitales.

Aunque existen diferentes formas de mediar y acompañar en el uso de Internet, desde TigoUne proponemos la mediación proactiva como estrategia para conocer a nuestros hijos y estudiantes, así como fortalecer sus habilidades y su sentido crítico cuando usan las nuevas tecnologías digitales.


Pero, exactamente ¿qué comprendemos como mediación?

Podemos considerar la mediación en Internet como una estrategia que desarrollamos con niños y adolescentes en el uso que ellos hacen de dispositivos inteligentes que se conectan a Internet. A lo largo de los años se han conocido algunas estrategias que hacen diferente la forma en cómo se desarrolla la mediación. Algunas de las más conocidas son las siguientes:

1. La mediación restrictiva consiste en el establecimiento de reglas para restringir el uso de los dispositivos. Este tipo de mediación hace énfasis en restringir el tiempo de uso, los lugares de acceso y el tipo de contenido que se visualiza.

  ¿Qué puedo hacer para mejorar el uso que hacen mis hijos de Internet?  


2.
La mediación técnica es cuando instalamos programas o software en el computador y otros dispositivos para bloquear páginas y contenidos que consideramos riesgosos, así como para monitorear las actividades que desarrollan niños y adolescentes.

  ¿Qué puedo hacer para mejorar el uso que hacen mis hijos de Internet?  


3.
El co-uso, es cuando permanecemos presentes mientras el menor interactúa en Internet, compartiendo con él la experiencia sin comentar sobre el contenido o sus efectos.

  ¿Qué puedo hacer para mejorar el uso que hacen mis hijos de Internet?  


4.
La mediación evaluativa es para discutir con los menores sobre cuestiones relacionadas con el uso de Internet, el contenido que consumen y crear en conjunto reglas de tiempo y sitios permitidos.

  ¿Qué puedo hacer para mejorar el uso que hacen mis hijos de Internet?  


5. Mediación activa
es cuando hablamos sobre el contenido mientras el niño interactúa y acompañamos su uso.

  ¿Qué puedo hacer para mejorar el uso que hacen mis hijos de Internet?  


¿Qué creemos que funciona y qué no funciona en realidad?

Para implementar una estrategia de mediación con nuestros niños y adolescentes, sugerimos tener en cuenta que los efectos de cada una varían con relación al contexto específico. A veces establecer restricciones en cuanto al tiempo de uso y los sitios web que se pueden visitar, no necesariamente altera el uso que los niños hacen de Internet. Por tanto, la mediación técnica para restringir las páginas a las que niños y adolescentes acceden, tampoco son de gran efectividad a la hora de crear hábitos y lograr un mejor uso de Internet.

La recomendación de sitios web útiles por parte de los padres, cuidadores y docentes, así como el co-uso, están relacionados con la frecuencia con la que los niños realizan actividades educativas en línea y con el uso de Internet para comunicarse. Mientras los padres usan con mayor frecuencia Internet en compañía de sus hijos, los niños se involucran más en actividades que implican comunicación en línea. Además, la edad es un factor determinante para que padres y docentes decidan las estrategias de mediación: aunque generalmente establecemos más reglas para los niños pequeños que para los adolescentes, es indispensable evaluar qué tipo de reglas establecer y llegar a acuerdos con ellos (Lee & Chae, 2007).

Sabemos que en el caso de los adolescentes el hecho de llegar a acuerdos sobre el uso de Internet puede ser una tarea titánica. Te indicamos algunas formas que pueden servir para lograr establecer dinámicas de acompañamiento y llegar a acuerdos que fortalezcan las relaciones familiares y el uso responsable de Internet:


Mediación restrictiva:

  • Acuerda cuánto tiempo van a estar conectados en el día, dejando espacio para todas las demás actividades tales como comer, dormir, estar en familiar y realizar tareas.

  • ¿Qué tal disfrutar del momento de la comida con los celulares lejos de la mesa? Esta es una buena práctica que tanto niños como adultos pueden realizar. Recuerda que la imitación es la forma en cómo ellos aprenden.

  • Conversa con ellos sobre las amistades que se pueden tener en redes sociales. Identifica con ellos quiénes son sus contactos, dónde los conocieron y haz el mismo ejercicio con tus propias redes. Llega a acuerdos con ellos sobre a quiénes aceptar en Internet como contactos y a quiénes no


Mediación técnica:

  • Para los más pequeños puedes instalar programas que bloqueen páginas que tengan contenido inadecuado. Estos programas los encuentras fácilmente en cualquier buscador. ¿Qué tal probar el nuevo servicio de Google llamado Family Link?

  • Indaga sobre los servicios especiales para niños en línea, como YouTube Kids y los sitios oficiales de los canales infantiles.


Mediación activa:

  • Conversa con tus niños y adolescentes sobre las actividades que prefieren realizar en línea. Conoce un poco más sobre su cotidianidad y presta mucha atención mientras te hablan. Es importante mostrar interés a sus actividades cotidianas sin juzgarlas.

  • Identifica cuáles son las aplicaciones y redes sociales favoritas que tienen y aprende cómo funcionan.

  • ¿Sabes si alguna vez han tenido una situación molesta en Internet? Si nunca has indagado sobre este tema con tu hijo o estudiante, intenta usar ejemplos propios para generar confianza. Así, es posible que ellos se animen a dialogar contigo sobre situaciones que cotidianamente pueden estarlos incomodando.

  • Recomienda páginas y actividades que puedan potenciar sus habilidades.

Sabemos que la mediación en el uso de Internet depende del tipo de crianza familiar y que es necesario impactar la vida de niños y adolescentes con estrategias integrales. Es por esto que desde TigoUne presentamos una propuesta para generar acciones centradas en el acompañamiento y en la formación de lazos de confianza familiares. Te la presentamos:


Nuestra apuesta: la mediación proactiva

Tanto padres, como cuidadores y docentes enfrentamos retos cada vez mayores en cuanto al uso de Internet por parte de niños y adolescentes. Desde TigoUne proponemos hacer uso de una estrategia que hemos denominado Mediación proactiva, la cual recoge diferentes actividades que podemos realizar para promover un uso responsable y creativo de Internet en cuatro direcciones:

  • Protección: esta acción nos permite evitar daños, sin controlar ni prohibir, pues buscamos fomentar la autonomía y el respeto por la privacidad.
    Nuestra recomendación consiste en que establezcas acuerdos con tus hijos y estudiantes sobre el tipo de contenido que pueden visualizar en Internet. Invítalos a que acudan a ti en cuanto vean algo que consideren dañino para ellos.

  • Preparación: sé el pilar para ellos y ayúdalos a formar posturas críticas sobre los contenidos que reciben por medios digitales. En la medida en que construyan sus propios elementos de juicio, podrán tomar decisiones autónomas que los ayudarán cuando estén navegando.
    ¿Qué tal sentarnos a leer una noticia de Actualidad Panamericana con ellos y discutir su contenido? Se pueden preguntar: ¿Les parece real? ¿Les suena convincente? Luego podemos enseñarles a buscar fuentes confiables en Internet.

  • Deferencia: en la construcción de lazos de confianza, es fundamental mostrar respeto por las actividades que realizan niños y adolescentes en línea. Aunque muchas cosas nos resulten incomprensibles y aburridas, ellos necesitan tener espacios de libertad en los que disfruten libremente de la tecnología según sus códigos, formas de expresión y socialización.
    En Internet frecuentemente se proponen nuevos retos que muchas veces a nuestros ojos pueden no tener sentido ¿Qué tal compartir este espacio con ellos y que nos cuenten por qué les gustan estos retos?

  • Proactividad: en la medida en que motivamos a niños y adolescentes para que no solo consuman contenidos y productos en línea, sino que sean sus propios creadores y aprendan a desarrollar soluciones para la vida, estaremos contribuyendo a mejorar nuestro entorno y empoderarlos sobre su propia responsabilidad con su vida y con la de los demás.
    Según los intereses de nuestros hijos y estudiantes (artísticos, deportivos, científicos), podemos realizar una búsqueda conjunta de páginas y aplicaciones que les permitan potenciar sus habilidades.

Finalmente, resaltamos la importancia de mantenernos actualizados acerca de las temáticas sobre las cuales hablan y aprenden nuestros hijos y estudiantes. Los padres y cuidadores son fundamentales en el desarrollo de habilidades digitales. Aquellos que logran desarrollar las propias y transmitir una actitud positiva hacia Internet, tienen mayor probabilidad de hacer una mediación exitosa (Lee & Chae, 2007).

 

Fuentes:

TigoUne (2017). Riesgos y potencialidades en el uso de las Tecnologías de la Información y las Comunicaciones (TIC) en la vida cotidiana. Universidad EAFIT.

Lee, S.-J., & Chae, Y.-G. (2007). Children’s Internet Use in a Family Context: Influence on Family Relationships and Parental Mediation. CyberPsychology & Behavior, 10(5), 640–644. http://doi.org/10.1089/cpb.2007.9975

Livingstone, S., & Helsper, E. J. (2008). Parental mediation of children’s internet use. Journal of Broadcasting & Electronic Media, 52(4), 581–599. http://doi.org/10.1080/08838150802437396

¡Comparte! Sé un generador de cambio y promueve junto con nosotros el uso responsable y creativo de Internet en tus redes sociales.

Sin comentarios