Ciberbullying

¿Es esto realmente ciberbullying?

0
0
203
¿Esto es realmente ciberbullying?

¿Mi hijo sufre ciberbullying o es solo una broma? Descubre las características de esta práctica y las consecuencias que puede tener en las personas que la sufren.

Debido a las graves consecuencias que ha significado para algunos niños ser víctimas de ciberbullying, este tipo de acoso vía medios digitales se ha puesto en la mira de padres y maestros de todo el mundo desde hace varios años. En Colombia, según el estudio que realizamos en Tigo con la Universidad EAFIT, encontramos que el 12% de los niños y niñas encuestados han sido víctimas de ciberbullying, y 8% confiesa haber sido el victimario.


Pero, exactamente ¿qué es el ciberbullying?

Es “el daño deliberado y repetitivo infligido a través del uso de computadores, celulares y otros dispositivos electrónicos”2. Es un acto agresivo e intencional que lleva a cabo un individuo o un grupo de manera repetitiva y por mucho tiempo usando medios electrónicos contra una víctima que no se puede defender fácilmente5.

Es necesario resaltar que, en el ciberbullying, las acciones son intencionales y no accidentales y que la víctima experimenta dolor real y significativo, ya sea emocional, psicológico o relacionalmente2. Además, su carácter repetitivo se debe a que el victimario puede actuar varias veces y, una vez el material (foto, video, mensaje) está en la web, es compartido por muchas personas haciendo que sea casi imposible remover el contenido3.


¿Qué comportamientos incluye el ciberbullying?

El ciberbullying incluye ignorar, irrespetar y molestar, esparcir rumores sobre alguien, amenazar física o verbalmente a través de un medio o método electrónico de comunicación, enviar mensajes acosadores o amenazantes a través de medios digitales, publicar mensajes peyorativos contra alguien en algún sitio web o red social o subir fotos y videos humillantes a Internet sin permiso2. A esta lista se añaden acciones como poner apodos, enviar fotos/videos privados sin consentimiento del dueño, hacerse pasar por alguien más y recibir fotos o textos sexuales no deseados3.

También te puede interesar: Del sexting al ciberbullying
  ¿Esto es realmente ciberbullying?  


¿Qué caracteriza el ciberbullying?

1. Percepción de anonimato
A diferencia del bullying presencial, en el ciberbullying los victimarios tienen una sensación de anonimato, ya que pueden usar cuentas temporales de correo, perfiles falsos, o seudónimos2. Sin embargo, muchas veces los niños y adolescentes saben quiénes son sus victimarios. Ocurre que los estudiantes aprovechan los medios digitales para continuar y expandir incidentes que comenzaron en la escuela, por lo que encuentran sospechosos a sus compañeros e incluso a sus amigos3.

2. Audiencia infinita
El ciberbullying, contrario al bullying, se puede extender a partir de múltiples canales como mensajes de texto, correos electrónicos, mensajería instantánea, sitios web, blogs y redes sociales. Esta diversidad de medios hace posible ampliar la audiencia que ve los materiales hirientes, lo que puede causar que el impacto sea mayor.

3. Incapacidad para observar la reacción de la víctima
La incapacidad para observar la reacción inmediata de quien sufre ciberbullying, hace que el victimario pierda la empatía con esta y minimice su sensación de culpa, es más fácil para él creer que solo estaba haciendo una broma y que a la otra persona no le afectará tanto. Incluso, los menores reconocen que el hecho de no ver las reacciones de los demás, hace que sea más fácil adquirir comportamientos que probablemente no tendrían en el mundo físico3.

4. Equilibrio de poder alterado
Esta característica hace que niños y adolescentes que en el mundo físico no se atreverían a ejercer bullying por su constitución física, altura o estatus, puedan hacerlo tranquilamente en el mundo digital. Pues en el ciberbullying no se trata de tener poder físico ni social, sino de tener conocimientos tecnológicos suficientes1.

5. Ausencia de límites de tiempo y espacio
La percepción de estudiantes sobre el ciberbullying es que éste ha hecho que el bullying sea imparable. Al trasladarse al mundo digital, se ha extendido hasta los hogares, cosa que no pasaba con las agresiones físicas donde los adolescentes y niños podían escapar por un tiempo mientras se encontraban en su casa3.

6. Interacciones sin regulación
La falta de autoridades que garanticen interacciones y conversaciones en Internet basadas en la cortesía y el respeto, así como la percepción de que las normas, la ley y la moral son menos importantes cuando interactuamos en la red, hace que sea mucho más fácil que este tipo de comportamientos continúen2.

  ¿Esto es realmente ciberbullying?  


¿Quiénes participan del ciberbullying?

Cuando hablamos de bullying nos referimos a dos tipos de actores que ejercen los roles de víctima y victimario, pero en el ciberbullying existe una tercera categoría en la que se encuentra un actor que identificamos como victimario-víctima.

Víctima: es quien es objeto de mensajes hirientes, difamaciones, suplantación y otras agresiones por medios digitales.

Victimario: es la persona que comienza un rumor, comparte fotos hirientes, se hace pasar por otra o ejerce una acción violenta a través de medios digitales.

Victimario-víctima: es quien ha sido objeto de ciberbullying y también lo ejerce. Este rol se da en entornos digitales, pues facilita acciones de venganza. De hecho, se cree que en el ciberbullying hay más actores de este tipo que simplemente víctimas o victimarios.


¿Qué comportamientos tiene una persona que experimenta ciberbullying?

Podemos llegar a creer que las consecuencias que sufre la víctima de ciberbullying son menores a las recibidas de manera física. Sin embargo, hay estudios en los cuales los estudiantes que son víctimas reportan que se sienten tristes, ansiosos, temerosos e incapaces de concentrarse en el colegio. Incluso, reportan dificultades sociales, uso de drogas y alcohol, así como desórdenes alimenticios.

Otros efectos importantes es que sienten una disminución en su calidad de vida, relacionada con el bienestar y el sentido de pertenencia. Además, pueden tener tres actitudes:

  1. Se culpan a sí mismos y piensan que lo que les pasa es porque son “defectuosos”.
  2. Tratan de encubrir al victimario, convenciéndose a sí mismos de que la otra persona no quería herirlas.
  3. Intentan llevar a cabo acciones para evitar que la mala experiencia suceda de nuevo.

Hay casos tan graves que las consecuencias son devastadoras. Algunas víctimas llegan a cometer suicidios, homicidios o a sufrir perturbaciones sicológicas hasta el punto de tener pensamientos suicidas con frecuencia.


¿Qué puedo hacer para ayudar a niños y adolescentes que sufren este problema?

El ciberbullying es una práctica común ya que nuestros niños y adolescentes pasan cada vez más tiempo en espacios digitales. Podemos pensar que la solución está en que los menores dejen de usar Internet. Sin embargo, esto no representa una solución, además de que coarta su derecho a la información, al entretenimiento, a la educación, a la comunicación y hace más fuertes a los victimarios. Para hacer frente a esta situación, en Tigo recomendamos ejercer nuestro rol de mediadores proactivos para que nuestros menores puedan hacer uso de Internet sin sentir miedo.

Hemos encontrado que el ciberbullying afecta de manera significativa la autoestima de quienes lo sufren4. Por esta razón, es importante que trabajemos en el fortalecimiento de la personalidad, de la individualidad y del amor propio de nuestros menores desde el hogar, para que crezcan fuertes, acepten el rechazo, no se sientan excluidos, no sean tan susceptibles ante las opiniones de los demás y puedan mantener una buena actitud hacia sí mismos, especialmente en la adolescencia, etapa en la cual los menores buscan tener comportamientos y situaciones que les permita valorarse de forma positiva.

Es necesario que los profesores se involucren en estos asuntos, pues son actores claves en la mediación. En muchas ocasiones, los docentes suelen ser reacios a involucrarse con estos incidentes que ocurren por fuera de los colegios. Sin embargo, es fundamental contar con su apoyo para reducir el riesgo en el que se encuentran algunos estudiantes, además de que estos comportamientos pueden comenzar a afectar la situación escolar de las víctimas.

Para finalizar, nuestro consejo de oro:

“Conversar y conocer a tus hijos y menores a cargo, es la mejor manera de lograr su confianza”.

Fuentes

  1. Bauman, S. (2010). Cyberbullying in a Rural Intermediate School: An Exploratory Study. The Journal of Early Adolescence, 30(6), 803–833. http://doi.org/10.1177/0272431609350927
  2. Hinduja, S., & Patchin, J. W. (2010). Bullying, Cyberbullying, and Suicide. Archives of Suicide Research, 14(3), 206–221. http://doi.org/10.1080/13811118.2010.494133
  3. Mishna, F., Khoury-Kassabri, M., Gadalla, T., & Daciuk, J. (2012). Risk factors for involvement in cyber bullying: Victims, bullies and bully-victims. Children and Youth Services Review, 34(1), 63–70. http://doi.org/10.1016/j.childyouth.2011.08.032
  4. Patchin, J. W., & Hinduja, S. (2010). Cyberbullying and Self-Esteem. Journal of School Health, 80(12), 614–621. http://doi.org/10.1111/j.1746-1561.2010.00548.x
  5. Smith, P. K., Mahdavi, J., Carvalho, M., Fisher, S., Russell, S., & Tippett, N. (2008). Cyberbullying: Its nature and impact in secondary school pupils. Journal of Child Psychology and Psychiatry, 49(4), 376–385. http://doi.org/10.1111/j.1469-7610.2007.01846.x

¡Comparte! Sé un generador de cambio y promueve junto con nosotros el uso responsable y creativo de Internet en tus redes sociales.

Sin comentarios

Añadir un comentario